Jamones de Guijuelo

Jamón ibérico de Guijuelo

Guijuelo apuesta por la promoción del turismo gastronómico y relacionado con la industria del cerdo ibérico para atraer apasionados del jamón de Guijuelo a la zona. A través del jamón ibérico de bellota  y sus lugares de elaboración recorremos Guijuelo y su comarca, como estrella al jamón ibérico y de bellota de Guijuelo.

En un rápido recorrido de pocos kilómetros de Guijuelo se puede conocer: la Alberca, cuna de los jamones ibéricos de calidad, donde todavía hoy, vive libremente un cerdo ibérico por sus calles, ubicación donde se elabora el  jamón de pata negra de manera exclusiva y limitada.

Jamón de Guijuelo


Los procesos de elaboración de este jamón ibérico de bellota son estándares, siendo su característica la carne del cerdo ibérico y el proceso de curado al aire en bodegas especiales, que reciben los vientos secos y fríos de la Sierra de Gredos y Béjar. Los jamones ibéricos curados deben acogerse a las características definidas en el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Guijuelo.

Jamón de bellota

El clima seco y frío del pueblo de Guijuelo (Salamanca) favorece la perfecta maduración de los jamones ibéricos y de bellota. Por ello, el jamón ibérico de Guijuelo es dulce al paladar, de aroma delicado y suave.

El paisaje que te envuelve todo el tiempo en Guijuelo es el típico de la montanera salamantina: extensiones de dehesa infinitas de pasto y encinas cuyo fin son los muros encalados que marcan las limites de cada finca .